En internet (como en la vida), no Todo lo que brilla es Oro

Share this Post

Cuidado con los múltiples engaños en internet

Engaños de todo tipo en internet (y en tu mail)

correo spam email marketingEnciendes tu ordenador, observa que has recibido correspondencia, y te aprestas a leerla. Al comenzar su lectura, observas algo así:

«… de mi mayor consideración, me llamo Antonia…, vivo en África, tengo 22 años y hace pocos días murió mi padre de una enfermedad incurable, dejándome su negocio y 40 millones de dólares, que realmente no estoy en condiciones de administrar. Necesito un alma generosa que pueda administrarlos por mí, con lo que como parte del pago, le cedería la mitad de ese capital, dado que el dinero realmente no es importante en mi vida. Le pido que me envíe sus datos personales y los de su cuenta bancaria, para tramitar el consiguiente poder”.

Luego te enteras que deberás enviarle 500 dólares a la mujer para que pueda realizar los trámites. Por supuesto si realizas la tramitación, jamás verás a la mujer, ni a tus 500 $.

Otro día recibes el festivo email de la lotería internacional, con pomposos sellos en colores, que te comunican que fuiste favorecido con la cantidad de 50 millones de libras esterlinas. El trámite para que te lo envíen a su cuenta es una cantidad insignificante de 600 dólares. Por supuesto, si crees una cosa sí, cómprate un buen sillón para esperar un envío que jamás recibidas.

Sobre las cuentas de correo

Podría suceder también que un día recibas un email, diciendo que un servicio como Hotmail, en adelante va a ser una cuenta de pago, y que puedes evitar eso si comienzas a reenviar mensajes en cantidad. Por supuesto Hotmail no va ser pago jamás, y lo único que haces si obedeces es alimentar a los cazadores de direcciones email, que luego las venden y lucran con ello.

Otra de las novedades, es cuando recibes una advertencia, de que debes cambiar la clave de tu cuenta bancaria, ya que ha sido vulnerada. En una papelería perfecta, encuentras dónde poner tu clave actual, y la nueva clave que va a fungir. Obviamente no respondas a nada de eso si quieres conservar tu cuenta bancaria.

Robo de perfiles

Además de todo esto, pululan los anuncios de premio que dicen que ganaste, en los cuales te piden los gastos de envío, que rondan entre 200 y 300 $, las sugerencias de cambios de clave en cuenta como Twiter, Facebook o Instagram. Puede comprenderse rápidamente que es una forma de robarse tus cuentas.

Todos estos grandes servicios trabajan en forma gratuita. Por lo tanto nunca creas en la historia de que algún día cambiarán de condiciones, porque no es la manera con la que trabajan realmente.

Puedes comprobarlo ingresando en tu buscador por ejemplo…Hotmail dejará de ser gratuito. Encontrarás cientos de foros que te confirmarán por qué es mentira. Este mismo chiste suele decir lo mismo respecto a Facebook. Pero, si lo piensas un poco. ¿Cuántos seguirían usándolo si fuere un servicio pago?

Regalos indeseables

Por otra parte hay personas en Internet, conocidas como hacker, título que no es el correcto, que envían programas capaces de dañar a tu ordenador o computadora. Entonces te sugiero que no bajes programas que te regalan, obsequios sorpresa, o cualquier otra maravilla que parezca querer beneficiarte, porque hay gente con muy malas intenciones en línea. Cuando bajes algo, asegúrate muy bien de saber de dónde procede, y con qué intención llega a ti.

¿Cómo me llegan estos mail a mí? El Spam en mi correo

Si observas detenidamente, en ningún caso la dirección de destino de estos envíos es tú mail, lo que ellos envían, son reenvíos lanzados automáticamente, lanzan millones, esperando que un grupo, muerda el anzuelo.

Te comento, que estos cuentos los perfeccionan día a día. Y los sellos y encabezados de estos emails, tienen un aspecto de legalidad increíble. Pero no te maravilles por esto, el delito existe desde que el mundo es mundo, y mientras pasa el tiempo, muchos cerebros intentarán perfeccionarlo.

Sitios seguros

Lo cierto es que, a pesar de los riesgos, en la actualidad, todos debemos hacer transacciones en el Internet. Hacemos compras y pagos, e incluso consultamos el saldo de nuestra cuenta bancaria online.

Es vital que en estas circunstancias, cuando debamos trabajar con bancos y tarjetas de crédito, el uso de sitios seguros. La mayor parte de ellos se identifican con la inscripción https, al inicio de la línea de dirección.

Es distinta a la usual http, que poseen la mayoría de los sitios webs. Además, a un lado de esta aparece un candado cerrado, indicando que es un lugar cifrado.

Pero, por las dudas, siempre confirma cual es el sitio oficial de la entidad con la que vas a trabajar. Si recibes alguna indicación de que el sitio ha cambiado, confírmalo por teléfono con las oficinas reales.

Entonces, ten mucha precaución, pide asesoramiento, investiga si es dudoso lo que tienes delante de tus ojos, y no te desanimes, Internet sigue siendo increíble, sorpresivo, inesperado. Busca siempre lo mejor de Internet, y mejora tu vida con buena información y grandes ideas.